Hermosa belleza escultorica del Italiano Gehard Demetz. Plasma en su obra interesantísimas relaciones entre los niños, los adultos y el mundo que estos imponen sobre los primeros.